Beneficiarios


Hola, soy Aurora Acevedo y quiero contarte que mi vida cambió a partir de que asistí a Casa Samuel. Fui enojona, amargada ,antisocial y no me gustaba escuchar a mis hijos. Los primeros en notar el cambio en mi carácter fueron mis hijos precisamente;He encontrado el sentido a mi vida a través de las platicas que recibimos cada viernes por parte de la Hermana Eva y Aldo, ahora cada viernes regreso a casa siempre alegre y con mi autoestima en alto.


Mi nombre es María Adelaida y desde el año 2005 asisto a Casa Samuel, recuerdo que iniciamos en un tejaban que le prestó doña Nora a la Hna. Eva. En ese tiempo no tenia yo ningún apoyo económico y sufrí la perdida de mi hija quien ha sido inspiración para que realizaran la clínica. He tomado clases de todo tipo y hasta me cumplieron mi sueño de tener mi XV años. Hoy en día cuando mi salud me lo permite participo como promotora se Salud. Gracias Casa Samuel.


Gracias Casa Samuel por apoyarnos en el deporte. Mi nombre es Imelda y tengo 4 hijos y soy casada. Formamos un equipo de Fútbol y somos parte de una  liga femenil. Todo inicio cuando retamos a un grupo de americanas que nos visitan cada año y les ganamos, eso nos motivó a seguir practicando. Soy muy sociable y me gusta salir en familia. Estoy segura seremos las campeonas en García.


Mi nombre es Lucero Liliana Reyna y quiero contarles que a través de las platicas que nos brindan en Casa Samuel ha cambiado mi manera de pensar; Ahora se que valgo mucho, se que Dios me acepta tal y como soy, ha cambiado mi manera de ver el mundo, mi concepto de colaborar y aprender que la amistad si existe. Gracias a todo el equipo de voluntarios y de las oficinas. #SomosCasaSamuel


Alma Colmenares es mi nombre, llegue a Casa Samuel porque invitaron a jugar a mi hija y así conocí el trabajo que realizan; Ademas de apoyarnos en nuestro cuerpo físico con alimento y salud, nos brindan consejería, aliento, animo, y muchas cosas que nos motivan a ir cada viernes. Gracias por su esfuerzo y trabajo al conseguir apoyos para nosotras y nuestros hijos, Gracias Hna.Eva, Aldo, Betty, Paty y todas las voluntarias porque ustedes nos ayudan a salir de lo cotidiano y ver amabilidad y amor.


Me llamo Patricia Magaña Castillo y soy originaria de Tabasco, vinimos a monterrey a buscar una mejor oportunidad de trabajo sin conocer a nadie. Un día llegue a Casa Samuel Salud porque un perro había mordido a uno de mis hijos, me atendieron como familia, me regalaron plátano, me explicaron acerca de los programas y platicas y hoy en día soy feliz, gracias a Casa Samuel y los voluntarios  tengo una familia en Monterrey.


Conocí Casa Samuel en el Huracán Alex. Soy  María Guadalupe Gonzáles y me dicen la Amiguis. En ese tiempo mi nieto tenia unos cuantos meses y no teníamos agua para tomar, nunca voy a olvidar que me apoyaron, unos años después no pude parar de llorar al ver a mi nieto y más niños recibir un obsequio en navidad. Gracias a todos los que donan porque hacen a nuestros niños felices y los motivan a seguir estudiando. Gracias Hna. Eva.


Hoy Voy a Sonreír porque Dios me ha dado muchos motivos para agradecer... Soy Beatriz Adriana Alvarez y estoy agradecida con Casa Samuel porque nos han enseñado mucho a mis compañeras y a mi, gracias Hna.Eva por sus consejos, platicas y todo el trabajo que hace usted y su equipo para que seamos mejores madres y esposas cada día.


Soy Leticia Dominguez y comencé a asistir a Casa Samuel cuando vi una publicación de su trabajo en Facebook. Pensé: ¡Es una respuesta para los días que nos quedamos sin dinero para la verdura!. Hoy en día ya no vivo preocupada, llego a casa con verdurita para la cena y alimento preparado para la comida y sobre todo vengo alegre, motivada y la verdad me gustan mucho las platicas que nos ayudan a entender los problemas y vencer las adversidades. Gracias a Todos los que hacen posible Casa Samuel.